jueves, 1 de diciembre de 2011

Ya estamos en L..A.

Al final, con mas pena que gloria pero, sobretodo, con muchísima alegría, ya estamos en Los Ángeles.

Eso si, echando muchísimo en falta a Marcos.

En el avión nos ha tocado al lado de un hombre que no paraba de beber vino y GynTonics (O como se escriba) y se dedicaba a saltar por los asientos para pasar a mear. Un show, vamos.

Además nos ha tocado al otro lado a un chaval rubio que no paraba de mirarnos y escribir en una libreta... Así que hemos decidido hacer mas el tonto para que tuviese mas cosas que escribir. Que no nos dé las gracias.

En el avión ha habido unas turbulencias que pensé que nos matábamos... Pero aquí estamos.
En un formulario antes de entrar en EEUU, nos preguntaban si metíamos en el pais frutas y verduras. María, que llevaba UNA MANZANA en su mochila, marcó la casilla de que si... Así que por poco nos tenemos que volver.

Al llegar a los EEUU casi nos echan para atrás por no saber el número del apartamento en el que íbamos a vivir... Pero es que nadie nos lo había dicho... No lo ponía en ningún papel. Suerte que nos tocó un tio majo que hizo lo imposible por ayudarnos.

¡NOS HAN RECOGIDO EN UNA LIMUSINA!
Gracias a los contactos del Padre de María nos ha recogido una limusina conducida por un señor que se llamaba igual que yo. Aqui hay muchísima gente que se llama como yo. Eso no me gusta.

Al llegar a los apartamentos mas problemas con los pagos... Porque pensábamos que teníamos que pagar al final pero no.... Teníamos que pagar al principio. Todo esto con muchísima hambre.
Nos han dejado entrar y, aunque por fuera parecía una mierda, nos han montado en un carrito de golf por una urbanización y nos han llevado a nuestro super apartamento. Es enorme y es precioso. Chimenea, camas kilométricas y un balcón. Aparte de que están echando Seinfeld en la tele.

Nos hemos ido a cenar y he cenado un Wrap rarísimo con judias negras y verdes y nosequépollasmas enrolladas por un pan de espinacas rarísimo pero buenísimo.

Hemos ido a comprar Cheerios para mañana desayunar. Hemos vuelto a casa y aqui estamos: organizando todo.

En fin... Ha sido un día muy largo (Ha durado como 8 horas mas de la cuenta) y estamos agotados... Pero no podemos irnos a dormir hasta una hora lógica.

Un beso :)

PD: Me jode perderme la grabación de Sin Siesta y a Lo Loco.

2 comentarios:

Javier Moya Serrano dijo...

Madre mía, que odisea macho. A ti también se te echará en falta en Sin Siesta :(

Cuidate, pasalo bien y recuerda, ¡el pecado está en el aire! :P

Besos humedos xD

Javier Pérez Florido dijo...

Oléeeeeeeee!! Ahora a disfrutarrrrrr!! Un abrazo